Historia

Deutscher Turnverein o Club Gimnástico (1887)

Los orígenes del DAV se remontan al año 1887, cuando fue fundado el Club Gimnástico Alemán en Valparaíso como una sección del “Deutscher Turnverein” por Emilio Conrads. Este Club Gimnástico tenía como objetivo primordial el practicar la gimnasia de la escuela de Jahn,  la cual era “una particular gimnasia alemana de proyecciones educativas, curativas y preventivas de dolencias” y el programa abarcaba además de los ejercicios de sala, prácticas al aire libre como juegos de movimientos, carreras, marchas, saltos, excursiones y ascensiones de cerros. De este modo dentro del club se formó un grupo de excursionistas, quienes formaron el llamado “Pelotón Andinista”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Desde 1893 a 1896 el grupo concentró su interés en el ascenso del cerro el Plomo y de sus montañas circundantes. Así fue como en 1893 lograron su primera hazaña: tras subir al paso del Cepo, conquistaron la primera cumbre al norte de este. Como se trataba en aquella época de una cumbre innominada, decidieron bautizarla con el nombre de Bismarck, el canciller alemán que se encontraba de cumpleaños el mismo día del ascenso. Tras tres tentativas, Gustavo Brant y Rodolfo Luck alcanzaron la cumbre del Plomo en 1896. Esta es considerada la primera ascensión deportiva de esta montaña, puesto que para su desazón encontraron algunos restos en la zona de la cumbre, probablemente pertenecientes a algún minero que llegó hasta esas alturas en busca de riquezas. Este mismo año, repetirían la hazaña de  Güssfeldt de doce años antes y subirían al volcán Maipo por segunda vez, en un ascenso que les tomó más de 23 horas ida y vuelta. Al año siguiente, el mismo Gustavo Brant, esta vez acompañado por R. Conrads, Griebel y Albino intentaría el ascenso nada menos que del Aconcagua, por la larga ruta utilizada por el explorador Güssfeldt, que se inicia en territorio chileno en Putaendo. Según el relato de los expedicionarios, estos llegarían hasta las cercanías de la cumbre aproximadamente a los 6600m de altura, donde una tormenta les impediría seguir avanzando. Cabe destacar, que tres días antes de que abandonaran, el suizo Zurbriggen, con quien se encontrarían durante la expedición, había alcanzado la cumbre por primera vez.

             

En 1898 Brant, Conrads y Griebel repetirían el intento, alcanzando los 5800m, donde nuevamente el mal tiempo los obligaría a dar la vuelta. En 1899 harían uno de los primeros intentos al volcán San José, que al igual que la mayoría de las grandes cumbres de los Andes Centrales, permanecía inescalada. Años más tarde, en 1920 un socio del DAV Valparaíso, Hans Gwinner,  sería el primero en alcanzar la cumbre norte de este volcán.  Siguiendo con la tradición de ascensos históricos, los socios del DAV Santiago Sebastián Krückel y Otto Pfenniger alcanzarían la esquiva cumbre en 1931.

Deutscher Ausflugverein Valparaíso (1909)

En 1909, miembros del Club Gimnástico Alemán de Valparaíso se dieron cuenta de la necesidad de organizar el reconocimiento del territorio chileno y deciden fundar el “Club Excursionista Concón” o “Ausflugverein Mitmit” (traducción alemana literal de Concón).  Los fundadores del club fueron: Albert Gutsche, Ferdinand Simonsen, Georg Simonsen, Heinrich Hanisch, Heinrich Mattensohn y Hans Plagemann.Un año más tarde los fundadores resolvieron cambiar el nombre por “Deutscher Ausflugvereins Valparaíso” DAV (Club Alemán de Excursionismo de Valparaíso), nombre con el que se lo conoce hasta el día de hoy. Las primeras excursiones las hacían en zonas costeras y en la misma Cordillera de la Costa. Cerros como la Campana, el Roble y el Caqui serían destino habitual del club en aquella época. Como insignia del Club se eligió la Palmera Chilena. Esta se encuentra en gran cantidad en el  sector Ocoa del Parque Nacional La Campaña. Desde 1931 se agregó la Edelweiss, símbolo del Club Alpino Alemán y Austriaco.

En esta época se dio una activa colaboración con el Deutscher Wissenschaftlicher Verein (Club Científico Alemán), ya que los paseos de los andinistas del club ayudaban al conocimiento científico de los volcanes, de la conformación geológica de los cerros y de la flora y fauna cordillerana. Al adquirirse en 1916 un proyector de planchas fotográficas de vidrio y habiéndose reunido una buena colección de tomas, comenzaron a hacerse proyecciones ante el público. Con este dinero recolectado en los años 1917 y 1918, se hizo una donación a la Cruz Roja. La colección  de estas numerosas y antiguas diapositivas es parte importante del patrimonio histórico del DAV Valparaíso.

En julio de 1919 se publicaron por primera vez las “DAV Mitteilungen” (Boletines Informativos del DAV) y a partir de 1924 los primeros números de la revista “Andina“, que hasta hoy es editada en conjunto por los Clubes hermanos de Andinismo de Santiago, Valparaíso y Osorno. Esta publicación se ha transformado, sin duda, en una de las fuentes más ricas de la historia del montañismo deportivo en Chile. Lamentablemente un incendio destruyó la secretaría del club, destruyendo gran parte del material bibliográfico y dejando al club en una precaria situación financiera. Afortunadamente, tanto en la biblioteca del DAV Santiago como en la del DAV Valparaíso se conservan algunos números de las primeras publicaciones. A pesar de las dificultades el DAV Valparaíso logró salir adelante, sus miembros eran hombres de empresa y de gran determinación por lo que se continuó haciendo excursiones y publicando la revista Andina.

En 1928 se creó la Sección Juvenil del DAV, que sería la que tendría un mayor éxito en materia deportiva. En 1929, tras la fundación del DAV Santiago, el DAV Valparaíso junto a su homónimo de la capital pasó a formar parte del Deutscher und Österreichischer Alpenvererin (Club Alpino Alemán-Austriaco), aunque mantuvo su independencia directiva. En 1932 el socio del DAV Valparaíso y más tarde uno de los fundadores del DAV Santiago, Albrecht Maas participó de una expedición alemana que hizo cumbre en el Aconcagua. A pesar de no ser chileno de nacimiento, Maas puede ser considerado el primer chileno en alcanzar la cumbre más alta de América.Con el correr de los años, el DAV Valparaíso se convirtió en inspirador de muchas otras instituciones similares en Chile y contribuyó también a formar la Asociación de Ski y Andinismo de Valparaíso y Aconcagua, ASAVA.

En 1948 los socios consiguieron comprar un terreno en el sector de Granizo, no lejos de la Campana, lugar de partida de muchas de sus excursiones. Con mucho esfuerzo, lograron en 1950 inaugurar un refugio que sería bautizado como Eduard Kremer, en honor al socio promotor de esta gestón.


En 1968, gracias principalmente a gestiones de su presidente Kurt Claussen y del socio Wenzel Husak, el DAV Valparaíso adquirió el refugio de Río Blanco.

En sus casi 100 años de historia, el DAV Valparaíso ha hecho una contribución enorme al desarrollo del montañismo en Chile. Al DAV Valparaíso han pertenecido muchos grandes montañistas como Kurt Claussen, Ulrich Lorber, Karl Heinz Winter, Heinz Stöhr, Walter Stehr, todos quienes ayudaron a hacer la historia del andinismo nacional. Entre las numerosas primeras ascensiones realizadas por sus socios podemos destacar: León Blanco, Potrero Escondido, Cincuentenario, Tronco y muchos más.

 


 

 

turnverein2.jpg
turnverein.jpg
1966.jpg
Logo DAV (1).jpg